Tag Archive | "Vía Láctea"

Tags: , , , , ,

La mejor fotografía astronómica de 2010

Posted on 11 septiembre 2010 by Redacción

{lang: 'es'}

El concurso fotográfico Astronomy Photographer of the Year 2010, organizado por el Observatorio Real de Greenwich (de la Universidad de Cambridge) ha dado a a conocer las imágenes ganadoras de este año. La fotografía que se ha alzado con el primer galardón –sobre estas líneas– fue tomada por Tom Lowe (EE.UU.) desde las White Mountains (California) y muestra una bellísima instantánea de la Vía Láctea.

En este enlace podéis ver las fotografías de los ganadores y finalistas en las distintas categorías. La iniciativa cuenta también con un grupo de Flickr, en el que podréis pasar un buen rato contemplando otras muchas imágenes sorprendentes que ponen de manifiesto las maravillas de nuestro Universo y la capacidad de algunos fotógrafos para registrarlas con sus objetivos.

© Fotografía: Tom Lowe.

Fuente:

-Astronomy Photographer of the Year 2010 (Royal Observatory Greenwich)

Entradas relacionadas:

-Las luces de la noche

-Timelapse astronómico desde Canarias

Comments (1)

Tags: , , , ,

10 cosas que no sabías sobre la Vía Láctea

Posted on 23 noviembre 2009 by Redacción

{lang: 'es'}

Hace una semana, Phil Plait, responsable del blog Bad Astronomy, de Discover Magazine, realizó un interesantísimo artículo en el que detallaba de forma sencilla 10 características de la Vía Láctea, nuestra galaxia. El texto nos ha parecido muy interesante, así que compartimos con vosotros una traducción del mismo. Al final encontraréis un enlace al artículo original en inglés.

“Has vivido aquí durante toda tu vida –de hecho todos lo hacemos– pero, ¿qué sabes realmente de nuestra galaxia? Seguro que sabes que es una galaxia espiral y que mide unos 100.000 años luz. Y por supuesto, también sabes que los visitantes de esta web son más listos, simpáticos y guapos que el resto pero, seamos honestos… ¿Sabías alguna de las siguientes 10 cosas sobre tu galaxia? ¿Seguro? Mentiroso…

1- Es una espiral barrada

Milky Way Bar. Crédito: NASA/JPL-Caltech/R. HurtQuizá sepas ya que la Vía Láctea es una galaxia espiral, quizá la más bella de este tipo de galaxias. La has visto con sus majestuosos brazos girando desde el núcleo central o gran cúmulo de estrellas. Eso somos nosotros. Pero muchas espirales tienen una característica muy curiosa: un bloque rectangular de estrellas en el centro en lugar de una esfera, y los brazos irradiando desde los extremos de ese bloque. Los astrónomos llaman a este bloque ‘barra’. Y, ¿lo adivinas?: tenemos una.

De hecho, la nuestra es bastante grande. Con 27.000 años luz de punta a punta es mucho más gruesa que otras ‘barras’ galácticas. Por supuesto, el espacio es un vecindario muy desigual. ¿A quién no le gusta tener esta gran población estelar condensada ahí al lado? La imagen que ves arriba no es una fotografía, sino una recreación artística. No hay forma de salir de esta galaxia y tomar una foto como esta. Sería una largo camino de vuelta a casa.

2- Hay un agujero negro supermasivo en el centro

En el mismo centro de la galaxia, justo en el centro de su núcleo, yace un monstruo: un agujero negro supermasivo. Sabemos que está ahí debido al efecto de su gravedad. Las estrellas cerca del centro, algunas a sólo unas pocas docenas de miles de millones de kilometros, orbitan alrededor del centro galáctico a unas velocidades fantásticas. Viajan a miles de kilómetros por segundo, y esta velocidad pone de manifiesto la masa del objeto que las cautiva. Si aplicamos algo de matemáticas básicas, es posible determinar que la masa necesaria para acelerar las estrellas a esa velocidad debe estar del órden de unas 4 millones de veces la masa del Sol. Aun así, no podemos ver nada en las fotografías que sacamos. Con lo que… ¿que podría tener una masa de 4.000.000 de soles y no emitir nada de luz? Correcto. Un agujero negro.

Aunque es enorme, ten encuenta que la galaxia como tal tiene una masa de unos 200.000 millones de soles, así que en realidad, el agujero negro en el centro es sólo una pequeña fracción de la masa total de la galaxia. Lo mejor es que no hay peligro de caer en sus redes, después de todo, estamos a unos 250.000.000.000.000.000 kilómetros de él.

Actualmente se cree que un agujero negro supermasivo en el centro de una galaxia se forma junto con la galaxia misma, y de hecho los vientos que se expulsan cuando cae material en ellos afecta a la formación de estrellas en la galaxia. Por tanto, los agujeros negros pueden ser peligrosos, pero se podría decir que el nacimiento de nuestro Sol, y el de la Tierra por tanto, podrían tener su origen en un lejano asesino de 4 millones de masas solares.

3- Es una caníbal

sgr_flyaroundLas galaxias son grandes y tienen mucha masa. Si una galaxia pequeña pasa cerca de otra mayor, ésta puede hacerla pedazos, “comiéndose” todas sus estrellas y su gas. La Vía Láctea es preciosa, pero también es salvaje. Actualmente se está comiendo otras galaxias, que han sido despedazadas en inmensos arcos curvados que orbitan el centro de la Vía Láctea. Finalmente, se unirán completamente a la nuestra, y nos convertiremos en una galaxia algo más grande. Sin embargo, irónicamente, las galaxias añaden su masa a la nuestra, haciendo más probable que nos alimentemos de nuevo. Comer sólo hace a las galaxias más hambrientas.

4- Tenemos buenos vecinos

La Vía Láctea no esta sóla en el espacio. Somos parte de un pequeño grupo de galaxias cercanas llamadas –prepárate para quedar sorprendido– el Grupo Local. Somos, eso sí, el tío más duro del barrio, y la galaxia de Andrómeda es quizá un poquito menos masiva, aunque se está extendiendo actualmente. La galaxía del Triángulo también es una espiral, pero no terriblemente grande, y hay otras galaxias esparcidas por el Grupo. Todas juntas suman unas 3 docenas de galaxias, siendo la mayoría unas monísimas galaxias enanas que son increíblemente débiles y difíciles de detectar.

5- … y vivimos por la periferia

El Grupo Local es pequeño y acogedor y todos cuidan de que sus jardines estén bien cortados y sus casas pintadas. Esto pasa porque vivimos en la periferia de la galaxia. La capital aquí es el Cúmulo de Virgo, una enorme colección de unas 2.000 galaxias, muchas de ellas tan grandes o más que la Vía Láctea. Es el gran cúmulo más cercano, cuyo centro está a unos 60 millones de años luz de distancia. Parece que estamos gravitacionalmente unido a él; en otras palabras, somos parte él, sólo que estamos algo lejos. La masa total de este cúmulo podría ser del órden de un cuatrillón de veces la masa del Sol.

6- Sólo puedes ver el 0.000003% de la galaxia

Cuando estás en la oscuridad de la noche quizá puedas ver unas miles de estrellas. Pero la Vía Láctea tiene unas 200.000 millones. Sólo ves una pequeñísima fracción del número de estrellas que viven en nuestra galaxia. De hecho, con unas pocas excepciones, la estrellas más distantes que puedes ver están a 1.000 años luz. Peor aún, muchas estrellas son tan débiles que son invisibles aunque estén en ese rango; el Sol, por ejemplo, es una estrella tan débil que apenas se vería a 60 años luz de distancia, y eso que es bastante brillante comparado con la mayoría de las estrellas. Así que el pequeño grupo de estrellas que vemos a nuestro alrededor es sólo una gotita en el océano de la Vía Láctea.

7- El 90% de la galaxia es invisible

Si te fijas en los movimientos de las estrellas de nuestra galaxia, puedes aplicar algo de matemáticas y física para determinar cuánta masa tiene la galaxia (más masa significa más gravedad, lo que significa que las estrellas se mueven más deprisa bajo esta influencia). También puedes contar el número de estrellas en la galaxia y averiguar cuánta masa tienen. El problema es que los dos números no coinciden: las estrellas (y otros objetos visibles como el gas y el polvo) son sólo el 10% de la masa de la galaxia. ¿Dónde está el 90% restante?

Cúmulo Cluster. Crédito: NASA.

Esté donde esté, está en forma de masa, pero no brilla. Así que se le llama Materia Oscura, a falta de un término mejor (y eso que es bastante preciso). Sabemos que no son agujeros negros, estrellas muertas, planetas expulsados o gas frío (todos ellos se han buscado y se han tachado de la lista), y los candidatos restantes son bien raritos. Pero sabemos que es cierto, sabemos que dicha Materia Oscura está ahí. Lo que ocurre es que no sabemos qué es. Los cerebritos llevan los últimos años estrujándose el coco para averiguarlo, y apuesto a que estamos a menos de una década de conocer la respuesta por fín. En la imagen superior vemos el Cúmulo Bullet, la primera evidencia directa de Materia Oscura.

8- Los brazos espirales son una ilusión

Bueno, no es que sean una ilusión per se, sino que el número de estrellas en estos brazos espirales no es realmente muy diferente que el número de ellas entre los brazos. Los brazos son como grandes atascos cósmicos, regiones donde la densidad local es mayor. Como si de un atasco en una autopista se tratara, los coches entran y salen del tráfico, pero el tráfico como tal continúa. Los brazos tienen estrellas entrando y saliendo, pero los brazos como tal persisten (es por eso que no se enrollan como el hilo en un huso).

Como en cualquier autopista, también hay quitamiedos (o barreras). Nubes de gas gigantes pueden colisionar con los brazos, que hacen que se colapsen y formen estrellas. La gran mayoría de estas estrellas son débiles, con muy baja masa y muy duraderas, con lo que terminan vagando fuera de los brazos. Pero otras pocas son muy masivas, calientes y brillantes, e iluminan el gas circundante. Estas estrellas no viven mucho y mueren (¡bang!) antes de que puedan salir de los brazos. Como las nubes de gas de los brazos iluminan este camino, hace que los brazos espirales sean más obvios.

Vemos los brazos porque la luz es mejor allí, no porque haya más estrellas en ellos.

9- Está seriamente torcida

La Vía Láctea es un disco plano de unos 100.000 años luz de diámetro y unos pocos miles de años luz de grosor (depende de cómo se mida). Tiene la misma proporción que una pila de 4 DVDs, si esto te ayuda a comprenderlo mejor.

¿Alguna vez has dejado un DVD al Sol? Se va retorciendo según se calienta (los viejos LPs de vinilo solían tener esta tendencia). La Vía Láctea tiene un efecto similar.

El disco está doblado y torcido, probablemente debido a la influencia gravitacional de un par de galaxias satélite que la orbitan. Un lado del disco está doblado hacia arriba, y otro hacia abajo. Es como un rizo en el plano de la Vía Láctea. No es complicado verlo en otras galaxias. Inténtalo con imágenes de Andrómeda. En la imagen de la izquierda vemos a la galaxia Andrómeda con un bloque que tapa su centro, de forma que podemos ver ese “retorcimiento”. Al principio es difícil verlo, pero si cubres la parte interna, verás como el disco está levantado por la izquierda, y caído por la derecha. Andrómeda tiene también galaxias satélite, y retuerce su disco así como nuestras galaxias satélites también lo hacen.

Estos rizos no nos afectan en absoluto. Sólo es algo divertido que quizá desconocías de la Vía Láctea.

10- Vamos a conocer a Andrómeda mucho mejor

Hablando de Andrómeda… ¿la has visto alguna vez? Se puede ver a simple vista en las noches claras y oscuras, sin luna (mira las efemérides para tu localidad). Es débil, pero grande, con 4 grados o más de diámetro, es decir, ocho veces el tamaño aparente de la Luna llena en el cielo. Si no te parece demasiado grande, entonces, hmmm, piensa que está a 2.000 millones de años luz. Así seguro que te parecerá algo más grande.

Galaxias NGC 4038 y NGC 4039 en colisión. Crédito: NASA.La galaxia de Andrómeda y la Vía Láctea se están acercando la una a la otra, dos grandes figuras cósmicas que se aproximan a unos 200 kilómetros por segundo. ¿Recuerdas cuando hablábamos de que las galaxias grandes se comen a las pequeñas? Bien, cuando dos grandes galaxias chocan entre sí, se forman unos enormes fuegos artificiales. Las estrellas no colisionan físicamente; son muy pequeñas en esta escala. Pero si chocan las nubes de gas, como se dijo antes, cuando forman estrellas. Así que con dos galaxias besándose consigues un montón de estrellas en formación. En la imagen de la izquierda vemos una fotografía del Hubble de La Antena, consistente en dos galaxias en colisión. Mientras tanto, la gravedad mutua de las dos galaxias genera extraños arcos y filamentos de estrellas y gas. Es realmente hermoso, pero indica una violencia de dimensiones épicas.

Finalmente (tarda unos cuantos miles de millones de años), las dos galaxias se unirán, y formarán… ¿Lactómeda? ¿Vía Androme? Bien, sea como sea, formarán una galaxia elíptica gigante una vez se asienten. De hecho, el Sol estará por ahí cuando esto ocurra, ya que no habrá llegado a convertirse todavía en una estrella roja gigante. ¿Verán nuestros descendientes la mayor colisión galáctica de la historia?

Es divertido pensarlo.

Fuente: Ten things you don’t know about the Milky Way Galaxy” (Bad Astronomy – Discover Magazine)

Comments (0)

Tags: , , , , ,

La Vía Láctea, en alta definición…

Posted on 30 octubre 2009 by Redacción

{lang: 'es'}

Panorámica de la Vía Láctea. Crédito: Alex Mellinger.

Durante casi dos años (entre octubre de 2007 y agosto de 2009), el Dr. Alex Mellinger, de la Universidad Central de Michigan (EE.UU.) recorrió más de 40.000 kilómetros a lo largo de Sudáfrica, Texas y Michigan para tomar fotografías digitales del cielo nocturno. Después, uniendo 3.000 de estas fotografías astronómicas mediante un complejo y laborioso trabajo, ha creado la espectacular imagen que podéis ver sobre estas líneas: una gigantesca panorámica de la Vía Láctea.

“Esta imagen panorámica muestra estrellas mil veces más ténues de las que el ojo humano es capaz de percibir, así como cientos de galaxias, racimos estelares y nebulosas”, explicó Mellinger a la prensa. Un árduo trabajo que no estuvo exento de problemas, pues en cada imagen había que eliminar las consabidas distorsiones ópticas que se generan las lentes fotográficas, así como la contaminación lumínica captada en las instantáneas, y que impedía obtener un fondo con una iluminación uniforme. A pesar de estos inconvenientes, finalmente el resultado es realmente bello y sorprendente.Si pincháis sobre la fotografía podréis acceder a una imagen que permite hacer zoom y disfrutar de la panorámica en todo su esplendor.

Por si os lo preguntábais, para la tarea de unir y procesar digitalmente las fotografías Mellinger empleó un ordenador provisto de un procesador Intel Core2 Quad y 16 GB de RAM.

Fuente: 3000 images combine for stunning milky way portrait (Livescience)

Web personal de Axel Mellinger sobre Astrofotografía

Entradas relacionadas:

-La galaxia Andrómeda en todo su esplendor

-La ISS, capturada en el objetivo

-Time-lapse astronómico desde Canarias

Related Posts with Thumbnails

Comments (3)

Advertise Here

Fotos de nuestro álbum de Flickr

Ver todas las fotos

Advertise Here
Si quieres información sobre publicidad escribe a contacto@redwebunity.com

Publicidad