Planeta Sapiens | Tag Archive | Ciencia

Tag Archive | "Ciencia"

Tags: , , , , , , , , ,

El lagarto de Gran Canaria, en peligro

Posted on 03 octubre 2013 by Redacción

{lang: 'es'}

La consejera de Medio Ambiente de Gran Canaria, María del Mar Arévalo,informó ayer sobre el estado de la población de lagartos gigantes de la isla coincidiendo con la liberación de una treintena de ejemplares de esta subespecie en el Jardín Botánico Viera y Clavijo, que fueron capturados en las afueras de la capital durante el transcurso de unas obras. El lagarto de Gran Canaria (Gallotia stehlini)  puede alcanzar los 80 centímetros de cola a cabeza, y no encuentra un pariente que le supere en tamaño en el resto de las islas.

Fuente: EFE (vía SINC)

Comments (1)

Tags: , , , , , ,

Tres años de actividad solar, en un espectacular time-lapse

Posted on 25 abril 2013 by Redacción

{lang: 'es'}

Durante los tres últimos años, el telescopio Solar Dynamics Observatory, de la NASA, ha estado orbitando a unos 36.000 kilómetros de altitud sobre nuestras cabezas. En todo ese tiempo, desde su lanzamiento en febrero de 2010, no ha dejado de vigilar con gran atención la continua actividad de nuestra estrella, el Sol, tomando imágenes cada día.

Ahora, la agencia espacial estadounidense acaba de difundir un espectacular vídeo –las palabras se quedan cortas, sin duda, para definir la belleza de estas imágenes– en el que resumen en sólo cuatro minutos la actividad solar registrada durante esos tres años, lo que incluye “espectáculos” tan llamativos como gigantescas llamaradas solares, el fenómeno conocido como “lluvia coronal” o el tránsito de Venus frente al Sol.

Además, como ‘bonus’, la NASA ha compartido también una vistosa imagen (sobre estas líneas) en la que se han unido 25 fotografías distintas del Sol, tomadas a lo largo de un año, entre el 16 de abril de 2012 y el 15 de abril de 2013. Si hacéis click sobre ella podéis verla en alta resolución.

Fuente: The Atlantic

Entradas relacionadas:

Un cohete para estudiar las auroras boreales

Una espectacular llamarada solar

El poder del Sol

Comments (1)

Tags: , , , , ,

La disección humana más antigua de Europa

Posted on 06 marzo 2013 by Redacción

{lang: 'es'}

Hasta ahora se creía que tras los estudios realizados en el siglo II de nuestra era por el médico griego Galeno –quien aprovechó su condición como cirujano de gladiadores para estudiar el funcionamiento interno del cuerpo humano– tuvieron que pasar más de mil años (concretamente hasta finales del Renacimiento) antes de que aparecieran textos sobre anatomía más evolucionados. Por esa razón, los investigadores que examinaron un fragmento de momia al que se habían aplicado técnicas de disección muy avanzadas, se llevaron una gran sorpresa cuando las pruebas determinaron que aquellos restos humanos databan del siglo XIII, un momento en el que supuestamente nadie poseía esos conocimientos.

El fragmento de momia en cuestión se corresponde con la parte de la cabeza, cuello y hombros de una persona a cuyo cadáver se seccionó hábilmente el cráneo para extraer parte del cerebro. Ademas, según Phillippe Charlier, científico forense de la Hospital Universitario Raymond Poincaré de Francia y uno de los expertos que participó en el análisis de los restos, la persona que realizó el procedimiento de disección y embalsamamiento también rellenó las venas y las arterias con una sustancia compuesta de cal, cera y cinabrio, que habría ayudado a preservar el cuerpo y a proporcionar algo color al sistema circulatorio.

Vista posterior de la momia | Crédito: Archives of Medical Science.

Según Charlier, cuando él y sus colegas vieron por primera vez aquel fragmento de momia pensaron que había sido embalsamado en algún momento de los siglos XV o XVI, pues mostraba técnicas muy avanzadas. Sin embargo, cuando se sometió a los restos a las pruebas de carbono 14 éstas no dejaron lugar a la duda: el macabro “ejemplar” tiene una antigüedad de unos 800 años, con un margen de error que lo situaría entre los años 1200 y 1280. Serían, por lo tanto, los restos humanos diseccionados más antiguos que se conocen en Europa.

“Era lo más avanzado del momento. Supongo que el autor no había hecho aquello sólo una vez, sino varias, para llegar a ser tan bueno en esto”, ha añadido Charlier, autor junto a varios colegas de un estudio en el que se dan a conocer los resultados de su investigación, y que da a conocer el número de este mes de la publicación Archives of Medical Science. La singular momia, que pertenece a un coleccionista privado, formará parte de una próxima exposición que tendrá lugar en el Museo de Historia de la Medicina de París.

Crédito imágenes: Archives of Medical Science

Visto en: Grotesque Mummy Head reveals advanced medieval science (Livescience)

Otras noticias y artículos relacionados:

Las momias “petrificadas” de Giovan Battista Rini

Un estudio sobre el destino de los cadáveres de criminales

Una momia… ¡hecha de jabón!

Visita al museo de los horrores

El reino de los muertos

Ladrones de cráneos

Comments (0)

Tags: , , ,

Duchenne de Boulogne, el hombre que ‘diseccionó’ la sonrisa

Posted on 07 febrero 2013 by Redacción

{lang: 'es'}

Duchenne de Boulogne, en pleno experimento | Crédito: Wikipedia.

El hombre que aparece a la derecha en la fotografía superior –provisto de una especie de varillas y con aspecto de estar aplicando una terrible tortura a un pobre hombre–, se llamaba Duchenne de Boulogne y, pese a lo que pueda parecer en un primer momento, no fue un ‘científico loco’ ni un sádico que obtenía placer con el dolor de sus víctimas.

En realidad, De Boulogne fue un médico francés que dedicó la mayor parte de su carrera a la investigación, y en especial a la especialidad que hoy constituye la neurología. A mediados de siglo XIX, coincidiendo con los más recientes estudios científicos sobre la electricidad –Faraday, por ejemplo, había alcanzado gran notoriedad gracias a sus experimentos– Duchenne de Boulogne decidió experimentar en su campo con las posibles aplicaciones de la estimulación eléctrica.

Una de las voluntarias sometidas a los experimentos de Duchenne | Crédito: Wikipedia.

Gracias a estos experimentos descubrió que podía “activar” ciertos movimientos musculares mediante la utilización de la electricidad, y aplicó este hallazgo con fines terapéuticos, aunque poco después cayó en la cuenta de que aquella técnica podía servirle también con fines diagnósticos.

Se daba la circunstancia de que el médico e investigador galo era también un gran amante de la fotografía, así que decidió utilizarla en sus experimentos, siendo el primer médico que empleó la entonces moderna técnica para ilustrar distintas enfermedades. Gracias a esta decisión, hoy contamos con un testimonio de aquellos estudios –al parecer realizados siempre con voluntarios– tan singulares. Los trabajos del médico francés le convirtieron en padre de la electrofisiología y hoy es considerado como una de las figuras más destacadas en la creación de la neurología moderna.

'Catálogo' de expresiones faciales | Crédito: Wikipedia.

Sin embargo, sus peculiares experimentos también nos han dejado algunos datos curiosos: gracias a él, por ejemplo, sabemos cuántos músculos deben entrar en funcionamiento para sonreír, pues durante sus estudios con estimulación eléctrica fue “activándolos” y contándolos uno por uno. Sus trabajos fueron conocidos en su época, y de hecho el mismísimo Charles Darwin utilizó algunas de sus llamativas fotografías en su trabajo La expresión de las emociones en los hombres y los animales.

Podéis ver una selección de las fotografías realizadas por Duchenne de Boulogne en la entrada de la Wikipedia sobre  su figura. Si queréis profundizar un poco más sobre su figura, también podéis echar un vistazo a los siguientes enlaces:

-Galvani, Volta y los herederos de Frankenstein (Naukas)

-Guillaum Benjamín Amand Duchenne (1806-1781) (PDF en Mediagraphic)

Comments (0)

Tags: , , ,

Invasión de algas rojas en Sidney

Posted on 29 noviembre 2012 by Redacción

{lang: 'es'}

Que no cunda el pánico. Lo que veis sobre estas líneas no es fruto de una plaga bíblica, sino el efecto causado por la invasión de unas algas rojas en las playas de Sidney (Australia), que ha dado este color rojo brillante a las aguas, ofreciendo una estampa insólita y un tanto inquietante. Estas algas (Noctiluca scintillans) tienen un alto contenido en amoníaco, por lo que las autoridades se han visto obligadas a cerrar al público dichas playas. Encontraréis más imágenes haciendo click en este enlace.

Crédito fotografía: Rex Features.

Fuente: En fotos: una invasión de algas rojas en Sidney (BBC Mundo)

Entradas relacionadas:

10 organismos bioluminiscentes

Comments (0)

Tags: , , , , , , , , ,

Ladrones de cráneos

Posted on 16 noviembre 2012 by Javier García Blanco

{lang: 'es'}

Durante las primeras décadas del siglo XIX, cementerios de toda Europa sufrieron el asalto de unos peculiares ladrones: profanadores de tumbas que no buscaban tesoros u objetos de valor enterrados con sus dueños, sino únicamente los cráneos de estos, y en especial si pertenecían a genios de la música, la literatura o la filosofía…

El reloj marcaba las dos de la tarde cuando, el 30 de octubre del año 1820, los enterradores del cementerio de la iglesia de Hundsthurmer, en Viena, terminaron de exhumar los restos mortales del célebre compositor Franz Joseph Haydn, fallecido once años atrás durante la invasión de la ciudad por las tropas napoleónicas. La razón para perturbar el eterno descanso del maestro era noble, pues se quería trasladar sus restos a otro camposanto en la cercana ciudad de Eisenstadt –hogar de sus mecenas más notables, los Esterházy–, en una tumba más suntuosa, acorde con la grandeza del genio que había sido en vida.

Cuando los trabajadores abrieron el ataúd y echaron un vistazo en su interior no pudieron evitar contener el aliento. Y no sólo por el desagradable olor a podredumbre que emanaba del féretro, sino por una sorpresa mucho más inesperada: aunque el esqueleto estaba en su sitio, el lugar que debía ocupar el cráneo del compositor aparecía vacío, y en su lugar únicamente se encontraba la peluca con la que el maestro había sido enterrado. Alguien había robado la calavera de Haydn…

Tumba original de Haydn en Viena | Crédito: Wikipedia.

El robo del cráneo del genial compositor austríaco no fue, aunque hoy pueda parecernos insólito, un hecho aislado. Como en la más siniestra de las novelas góticas que tanto éxito cosecharían en aquellos años, decenas de cráneos –por lo general pertenecientes a personajes célebres– fueron sustraídos de sus tumbas aprovechando el silencio y la oscuridad de la noche, para después pasar a formar parte de las macabras colecciones de numerosos individuos a lo largo y ancho de toda Europa. Esta singular “fiebre” por los cráneos, que invadió Europa desde finales del siglo XVIII hasta mediados de la centuria siguiente no fue, sin embargo, el resultado de ningún oscuro culto o de alguna extraña sociedad secreta, sino la manifestación más tétrica de una práctica precientífica que buscaba resolver los enigmas de la mente y el comportamiento humano.

EL NACIMIENTO DE LA FRENOLOGÍA
Para entender el surgimiento y la difusión por todo el continente de este insólito hobby hay que remontarse a la Viena de 1781. En aquel año, la agitada y cosmopolita capital austríaca había recibido la llegada de un desconocido e irrelevante personaje: un joven llamado Franz Joseph Gall. Con veinticuatro años, Gall había llegado desde el pequeño pueblecito alemán de Tiefenbrum con la intención de hacer realidad su sueño: convertirse en un destacado médico. Tenía a su favor una insaciable curiosidad científica aunque, por desgracia, escasas aptitudes para el estudio.

Franz Joseph Gall, “creador” de la frenología | Crédito: Wikipedia.

El joven Gall no tardó en darse cuenta de que, pese a sus esfuerzos, la carrera de medicina se le hacía realmente difícil. Por el contrario, y para su desesperación, comprobó que algunos de sus compañeros contaban con una asombrosa facilidad para memorizar los conceptos y datos necesarios para avanzar en sus estudios. Llevado por la frustración y por su innata curiosidad, Gall pensó que debía haber alguna razón que explicara aquella cualidad. Pronto se percató de que todos estos estudiantes destacados tenían algo en común: sus ojos eran especialmente grandes. Gall pensó que aquel detalle no podía ser casual, así que se esmeró en encontrar otras semejanzas físicas en sus aventajados compañeros. Y así lo hizo, de modo que poco tiempo después el aspirante a médico había desarrollado una singular hipótesis llamada organología, según la cuál existía una clara y directa correlación entre la apariencia física –sobre todo en los rasgos de la cabeza– y las cualidades y facultades intelectuales.

Gall no tardó en elaborar una lista de planteamientos principales para su curiosa teoría. Entre ellos, destacaban especialmente los siguientes: las facultades morales e intelectuales son innatas y determinadas desde el nacimiento; el cerebro es el único habitáculo de la mente humana y, por último, la idea de que cada “habilidad” de la mente está directamente relacionada con una parte diferente del cerebro. Por otra parte, Gall había llegado a la conclusión de que el hecho de contar con un cerebro más grande suponía poseer una mayor inteligencia y, finalmente, sugirió que puesto que los huesos del cráneo eran “maleables” durante los primeros años de vida, éste manifestaba en su exterior rasgos distintivos causados por los pliegues y características del cerebro.

Llevado por esta última idea, Gall acabó convencido de que era posible determinar la personalidad y las habilidades mentales de todo individuo simplemente mediante el examen de la forma y dimensiones de su cráneo. En su opinión, existían patrones físicos que se repetían en los cráneos humanos, tanto en los de los delincuentes capaces de los crímenes más atroces como en los de los genios responsables de la música, el arte o las ideas más maravillosas creadas por el ser humano.

Detalle de un diagrama frenológico, atribuido al Dr. Joseph Spurzheim | Crédito: Wikipedia.

Como es lógico, esta premisa le llevó a obsesionarse por coleccionar el mayor número posible de cráneos humanos. Necesitaba cientos, miles de ellos… todo era poco para progresar en el desarrollo de su estudio y sus teorías. En sus escritos, Gall reconocía haber invertido toda una fortuna para reunir su impresionante colección: más de 7.000 guldens (monedas de oro) para pagar cráneos de criminales ejecutados, y otras 15.000 para costear los procedimientos destinados a limpiar las calaveras o realizar moldes de aquellos cráneos que no podía adquirir (por ejemplo los de muchos personajes ilustres) o de personas todavía vivas.

Aunque mucha gente de la época vio con disgusto y rechazo las ideas de Gall –el mismísimo Napoleón Bonaparte entre ellos, quien calificó de absurdas sus hipótesis–, lo cierto es que sus propuestas tuvieron un enorme éxito, especialmente en Viena. Tanto es así que en 1796 comenzó a impartir conferencias por todo el país, llenando las salas con un público deseoso de escuchar sus explicaciones.

Durante varios años sus charlas siguieron gozando de gran éxito, pero la propagación de sus ideas resultaba molesta para un sector en especial: la Iglesia católica. En una región eminentemente católica como Austria, algunas de las propuestas de Gall eran por completo inaceptables. Por un lado molestaba la sugerencia de que el cerebro era sólo el receptáculo de la mente –ignorando por completo al alma, pues carecía de interés para sus inquietudes–, y por otro a la jerarquía le repugnaba e indignaba el hecho de que aquel excéntrico personaje se dedicara a coleccionar cráneos humanos. Esta última razón no era una mera cuestión de escrúpulos, sino que tenía una explicación en las creencias católicas. En aquella época, muchos creyentes consideraban que los cadáveres debían conservarse intactos –no debían desmembrarse ni someterse a los estragos de la investigación médica– para que la descomposición se produjera poco a poco y de forma natural. De lo contrario la resurrección de la carne nunca tendría lugar, y el alma se condenaría por toda la eternidad.

El Dr. Spurzheim, discípulo aventajado de Franz Joseph Gall | Crédito: Wikipedia.

Estas dos cuestiones fueron las que causaron más malestar en la Iglesia Católica, que logró presionar al gobierno austríaco para que obligara a Gall a dejar de celebrar sus conferencias y difundir sus ideas, cosa que sucedió finalmente el 9 de enero de 1802. Fue aquella prohibición la que obligó a Joseph Franz Gall a abandonar Viena y establecerse en París, acompañado por su discípulo más aventajado, Johann Spurzheim. La Iglesia Católica de Viena creyó así haberse librado de aquel incómodo personaje, pero lo cierto es que consiguió todo lo contrario. Gall no sólo obtuvo un gran éxito en la capital francesa, sino que la frenología –término que popularizó su discípulo Spurzheim–, se popularizó por toda Europa, y la misma capital austríaca asistió a la aparición de numerosos practicantes y estudiosos de la nueva “ciencia”, lo que desató una auténtica oleada de robos de calaveras, como ocurrió con la de Haydn.

ALGUNOS ROBOS SONADOS
Cuando Nikolaus II, príncipe de Esterházy, tuvo noticias del robo del cráneo de Haydn, no tardó en ordenar a la policía que iniciara una profunda investigación para dar con su paradero. El jefe de policía, el conde Joseph von Sedlintzky, no tardó en poner a trabajar a su amplia red de informadores, y apenas unos días después apareció una pista. Uno de los soplones de la policía señalaba a un vecino de la ciudad, Johann Nepomuk Peter, como actual propietario del cráneo de Haydn.

Cuando las autoridades le interrogaron, Peter confirmó que durante años había tenido en su poder una calavera que supuestamente había sido del compositor, y que ésta había llegado a sus manos a través de su médico personal, ya fallecido, que conocía su interés por la frenología. Sin embargo, más tarde había abandonado tal afición, por lo que se la había regalado a su amigo Joseph Carl Rosenbaum, también interesado en las investigaciones craneoscópicas. Curiosamente, este último personaje había sido amigo cercano de Haydn, y antiguo secretario del príncipe Nikolaus II.

Ceremonia de restitución definitiva del cráneo de Haydn | Crédito: Time.

Rosenbaum entregó un cráneo a las autoridades después de que el príncipe le ofreciera dinero a cambio, pues el noble estaba ansioso por dar sepultura a los restos del compositor y acallar así las burlas de buena parte de la sociedad vienesa. El príncipe ordenó que el cráneo entregado por Rosenbaum se enterrara en la nueva y pomposa tumba de Haydn, acompañando al cuerpo del músico, y así se hizo el 4 de diciembre de 1820, apenas un mes y medio después de que se descubriera el robo de la calavera. Sin embargo, ni el príncipe ni el resto de los vieneses podían imaginar que el cráneo que se enterró aquel día no era el del genial compositor. Tanto Rosenbaum como Peter habían mentido a las autoridades, pues once años atrás habían sido ellos mismos quienes robaron la cabeza del músico para satisfacer su singular fetichismo “científico”, y ahora habían engañado al príncipe y a la policía para seguir conservando su “tesoro” frenológico. Pasarían más de cien años antes de que alguien descubriera el entuerto, y restituyera el verdadero cráneo de Haydn a su definitivo lugar de descanso.

La rocambolesca historia de Haydn no es el único caso de robo relacionado con un genio de la música. Casi cincuenta años más tarde de los sucesos protagonizados por Rosenbaum y su colega Peter, otro destacado personaje vienés, el doctor Josef Hyrtl, recibió un regalo macabro y sorprendente a partes iguales: el cráneo del virtuoso Wolfgang Amadeus Mozart. Este singular tesoro había llegado a sus manos en 1868, y sin duda debió hacer las delicias del galeno, pues Hyrtl era un destacado científico del momento, fascinado por la anatomía comparada, disciplina de la que había sido profesor en la Universidad de Praga. ¿Pero cómo había terminado aquella pieza concreta de la anatomía de Mozart en su colección?

El Dr. Joseph Hyrtl | Crédito: Wikipedia.

Al parecer, Hyrtl había recibido el cráneo como parte de la herencia que le correspondía tras la muerte de su hermano Jakob, un grabador y músico aficionado de Viena. A su vez, Jakob había conseguido la calavera de manos de Joseph Radschopf, sacristán en la iglesia de Saint Marx, en Viena. Curiosamente, había sido en este camposanto en el que Mozart había sido enterrado tras su muerte en 1791. Sin embargo, no había sido Radschopf quien había robado el cráneo, sino su antecesor en el cargo, Joseph Rothmayer.

Tras la muerte del compositor el 4 diciembre de 1791, el sacristán había sido uno de los presentes en el humilde entierro y, llevado por la intuición, decidió rodear el cuello de Mozart con un alambre antes de que los enterradores lo sepultaran en la modesta tumba común de tercera categoría. Cuando dos años después las ideas de Gall circulaban de boca en boca entre buena parte de la población vienesa, Rothmayer recordó su en apariencia irrelevante gesto y decidió excavar la sepultura en busca del músico. Gracias al alambre que había colocado en su día pudo identificar los restos fácilmente, y fue así como se llevó el cráneo como trofeo. Cuando la muerte llamó a su puerta, su secreto pasó a manos de su sucesor.

EL ENIGMA GOYA
Si los músicos austríacos fueron uno de los objetivos favoritos de los frenólogos, algo muy similar podría haber ocurrido con uno de nuestros pintores más universales, el aragonés Francisco de Goya. El célebre artista maño falleció en abril de 1828 en la localidad francesa de Burdeos, y allí fue enterrado, en un mausoleo perteneciente a su consuegro, Martín Miguel de Goicoechea, quien había fallecido tres años antes.

El lugar de descanso de Goya había caído en el olvido hasta que, en 1880, el entonces cónsul de España en Burdeos, Don Joaquín Pereyra, descubrió la tumba mientras visitaba el camposanto, en el que también estaba enterrada su esposa. Pereyra hizo partícipe de su hallazgo a las autoridades españolas, a quienes sugirió que se financiara el traslado de los restos del genio aragonés a España, de modo que recibiera una sepultura que honrara su memoria. El gobierno accedió a la sugerencia y en 1888, tras no pocos problemas, Pereyra consiguió realizar la exhumación de los restos. Sin embargo, cuando finalmente se abrió la tumba, el cónsul se llevó una sorpresa. En el interior del panteón había dos féretros, uno de zinc y otro de madera. En el primero había un esqueleto completo, pero al segundo le faltaba la cabeza.

Retrato de Francisco de Goya | Crédito: Wikipedia.

Aunque no había una certeza absoluta, todo parecía indicar que los restos sin cráneo se correspondían con los de Goya, pues aquel ataúd había sido introducido más tarde –estaba más cerca de la entrada–, lo que concordaba con la fecha de la muerte del pintor. Ante las dudas, se decidió el traslado de los dos esqueletos que, tras años de retraso, viajaron finalmente a España en 1899, siendo depositados temporalmente en una tumba construida en la antigua catedral de San Isidro, hasta que veinte años después terminaron en su actual ubicación, la ermita de San Antonio de la Florida.

Hoy los especialistas no dudan de que el esqueleto sin cráneo perteneció a Francisco de Goya, pero lo que sigue siendo un misterio es lo que ocurrió con su cabeza. Una de las teorías barajadas por los historiadores, a raíz de una hipótesis planteada por el psiquiatra francés Bernard Antoniel, es que el cráneo del aragonés acabara en manos de un aficionado a la frenología. Según Antoniel, habría sido el propio Goya quien dio permiso a su amigo Jules Laffargue –médico– para que, después de su muerte le cortara la cabeza y pudiera estudiarla según los principios de la frenología. La macabra operación habría tenido lugar en el asilo de San Juan de Burdeos, desde donde se habría enviado la cabeza a la Facultad de Medicina de París.

Aunque hasta la fecha no ha podido demostrarse esta teoría, no es una propuesta descabellada, pues en la época en la que murió Goya la frenología estaba en auge en Francia. Por otra parte, aunque Laffargue no hubiese sido el responsable, la posibilidad de un profanador de tumbas que decapitase el cadáver ya enterrado con fines frenológicos tampoco sería extraño, pues en el momento de su muerte Goya era ya un artista célebre y consagrado. Y, por tanto, su cráneo un auténtico tesoro para un ávido coleccionista de cabezas de individuos virtuosos.

ANEXO
LADRONES DE CADÁVERES
En el siglo XVIII se popularizó entre médicos y estudiantes de medicina la observación directa del funcionamiento del cuerpo humano, después de siglos en los que todavía había estado vigente la creencia en la existencia de cuatro humores que influían en la salud. Este cambio de paradigma tuvo, entre otras muchas consecuencias, la aparición de una urgente necesidad: la existencia de un abundante y constante suministro de cadáveres humanos para su estudio y disección en las facultades de medicina.

Ilustración de época mostrando a un ‘resurreccionista’ en plena faena.

Los especialistas en anatomía habían tenido hasta entonces “materia prima” suficiente con los criminales que eran sentenciados a pena de muerte y que nadie reclamaba, pero cuando se extendió la costumbre de estudiar los cuerpos en las facultades, esta fuente de suministro resultó pronto muy escasa. Fue así como médicos y universidades no dudaron en reclamar los servicios de auténticos ladrones de tumbas, a quienes pagaban para que profanaran las sepulturas amparándose en la oscuridad de la noche. Estos profesionales de la muerte terminaron siendo conocidos como resurreccionistas, como consecuencia de su peculiar actividad.

Esta desagradable práctica, ilegal en la práctica totalidad de los países occidentales, era considerada como un mal menor por los médicos, que no veían otra forma de avanzar en sus conocimientos científicos, y llegó a hacerse tan popular que fueron numerosas las obras literarias que retrataron tales actividades, como ocurre con El ladrón de cadáveres, de Robert Louis Stevenson. Aunque pueda parecer increíble, el robo de cadáveres para su uso en universidades fue común hasta fechas tan tardías como finales del siglo XIX.

PARA SABER MÁS:


Entradas relacionadas:

Las momias “petrificadas” de Giovan Battista Rini

Un estudio sobre el destino de los cadáveres de criminales

Una momia… ¡hecha de jabón!

Visita al museo de los horrores

El reino de los muertos

Comments (2)

Tags: , , , , , ,

Auroras boreales, en directo y desde tu casa

Posted on 24 agosto 2012 by Redacción

{lang: 'es'}

Sí, has leído bien. Si alguna vez habías soñado con presenciar este impresionante espectáculo celeste, esta puede ser tu oportunidad, y sin tener que salir de tu casa. Gracias al proyecto europeo GLORIA y a los miembros de la expedición Shelios 2012 –coordinada por el investigador Miquel Serra-Ricart, del Instituto de Astrofísica de Canarias–, el SINC (Servicio de Información y Noticias Científicas) retransmitirá en directo y a través de su página web la señal con las imágenes de las auroras boreales que sean visibles desde los alrededores del glaciar de Qaleraliq, en Groenlandia.

La iniciativa arranca hoy 24 de agosto y se prolongará hasta el próximo martes día 28 aunque, eso sí, poder disfrutar de las bellísimas imágenes de este espectáculo luminoso exige un pequeño esfuerzo: la conexión –que durará unos diez minutos– tendrá lugar a las 03:00 horas de la madrugada, hora española, por lo que habrá que robarle algo de tiempo al sueño.

En 2011 la expedición Shelios se encontró con una  actividad de auroras menor de la prevista, por lo que no pudieron retransmitir el fenómeno en directo, aunque sí compartieron con los espectadores de todo el mundo imágenes y vídeos espectaculares de las auroras. En esta ocasión, y debido al aumento de la actividad solar, se espera una mayor actividad de auroras. ¿Te lo vas a perder? Nosotros no ;-)

Crédito foto: J.C. Casado / SINC

Fuente: Auroras boreales desde Groenlandia (SINC) / 

Entradas relacionadas:

Un cohete para estudiar las auroras boreales

Auroras boreales vistas desde la Estación Espacial

Auroras boreales en ‘time lapse’

Auroras boreales sobre Saturno

Comments (0)

Tags: , , , , ,

¿Qué pasa por la mente de los perros?

Posted on 11 mayo 2012 by Redacción

{lang: 'es'}

Si alguna vez has tenido un adorable “amigo perruno”, seguro que te has hecho esta pregunta: ¿en qué piensan los perros? Ahora, un equipo de científicos de la Universidad Emory de Atlanta, en Georgia (Estados Unidos), se ha propuesto desvelar ese interrogante, y para ello han entrenado a dos canes para que aprendan a llevar auriculares y a estarse muy quietos durante una prueba de tomografía. Lo explican con más detalle en el siguiente vídeo producido por BBC Mundo. ¿Descubrirán alguna sorpresa?

Fuente: ¿Qué piensan los perros? (BBC Mundo)

Entradas relacionadas:

Una “supergamba” a siete kilómetros de profundidad

Un cocodrilo prehistórico con cabeza de “escudo”

Un ‘calamar gigante’ en aguas de Tenerife

Una monada diminuta

Bebés-chimpancé momificados

Los murciélagos se orientan gracias al Sol

El superhéroe de los insectos

Comments (0)

Tags: , , , , , , , ,

200.000 galaxias en una sola foto

Posted on 29 marzo 2012 by Redacción

{lang: 'es'}

Por increíble que parezca, una “sola” foto es capaz de mostrarnos un total de 200.000 galaxias. Aunque la cosa, claro, tiene algo de truco… La imagen que veis sobre estas líneas ha sido creada con la ayuda del  telescopio VISTA de Chile (situado en el observatorio de Paranal y provisto con un espejo de 4,1 metros), con el que los investigadores que allí trabajan enfocaron a una porción concreta del cielo y tomaron hasta seis mil instantáneas distintas, equivalentes a 55 horas de exposición.

Un detalle de la sorprendente imagen | Crédito: European Southern Observatory (ESO).

El resultado, sin duda espectacular, es esta fotografía, “preñada” de galaxias con sus correspondientes estrellas. Tal y como señalan en Discover Magazine, lo que veis en la imagen no es más que un 0,004 % de todo el firmamento, por lo que la impresionante fotografía se convierte al mismo tiempo en un increíble testimonio de lo realmente insignificantes que somos ante la inmensidad del Cosmos. Si os apetece tener la imagen en su tamaño original, podéis descargarla aquí, aunque ya os advertimos que el fichero también tiene unas dimensiones colosales: 250 Mbs.

Fuente: An ultradeep image that’s full of galaxies (Discover Magazine)

Entradas relacionadas:

VST, un nuevo ‘supertelescopio’ en Chile

Una joya en el cielo

La Tierra, en ‘súper’ alta resolución

Comments (1)

Tags: , , , , , ,

Pavegen, creando energía con tus pisadas

Posted on 23 marzo 2012 by Redacción

{lang: 'es'}

Lo normal es que el actor Luis Tosar se presente ante las cámaras y los micrófonos de la prensa con motivo del estreno de alguna de sus películas, pero ayer consiguió reunir a un gran número de medios tradicionales y a un grupo de destacados bloggers para presentar algo totalmente diferente.

Tal y como ya os anunciamos, la cita tuvo lugar en el Edificio Telefónica de la Gran Vía madrileña, y tenía como finalidad presentar en nuestro país la tecnología de Pavegen, el ingenio capaz de transformar la fuerza de nuestros pasos en energía eléctrica, y de la que ya os hemos hablado aquí en más de una ocasión, al referirnos a las iniciativas del Keep Walking Project de Johnnie Walker, auténtico “padrino” de la innovadora empresa británica.

El acto también contó con la participación del periodista Toni Garrido (RNE), encargado de presentar tanto a Tosar (que realizó una breve reflexión sobre el papel de la importancia del desarrollo de tecnologías sostenibles como medio para nutrir de energía a nuestras ciudades) como a José Sedano –director de Diageo España– y a Laurence Kemball-Cook, la mente que está detrás del singular ingenio.

Tosar junto a Laurecen Kemball, creador de las baldosas, “vigilados” de cerca por Toni Garrido | © Planeta Sapiens.

Durante el acto tuvimos ocasión de charlar unos minutos con Kemball-Cook quien, con un visible entusiasmo y orgullo, nos habló de Pavegen y los proyectos que tienen en mente a corto y medio plazo. El joven ingeniero británico nos explicó que su intención pasa porque la instalación de Pavegen en Madrid (hasta el 29 de marzo en el Edificio Telefónica) consiga superar los 200.000 pasos acumulados en Bulgaria, país desde el que llegó la instalación a la capital de España.

Cuando le consultamos sobre aplicaciones prácticas de su tecnología que ya estén en uso nos explicó que, por ejemplo, han instalado las llamativas baldosas en el pasillo de un colegio británico por el que circulan diariamente miles de estudiantes, consiguiendo obtener la energía eléctrica suficiente como para iluminar todas las instalaciones.

Laurence Kemball-Cook, creador de las ingeniosas baldosas “energéticas” | © Planeta Sapiens.

Además, también están ultimando los detalles de la instalación de Pavegen en el suelo del centro comercial más grande de Europa, que estará ubicado en Westfield Stratford City, el emplazamiento en el que tendrán lugar los próximos Juegos Olímpicos. Con la gran afluencia de público que atraerá el evento deportivo esperan acumular hasta 40 millones de pasos, energía que se empleará en la iluminación del centro comercial.

¿Queréis probarlas? Tenéis hasta el próximo 29 de marzo | © Planeta Sapiens.

Kemball-Cook también hizo hincapié en el hecho de que sus baldosas están construidas con material reciclado –procedente de neumáticos de automóviles– en hasta un 80 por ciento, y destacó su gran duración, de hasta diez años sin ningún tipo de mantenimiento, más allá de una simple limpieza. El joven británico nos explicó que, aunque actualmente están centrados en el proyecto de las baldosas, el futuro de Pavegen pasa por aplicarlo en otros ámbitos –siempre vinculados con el desarrollo sostenible y aplicando la misma tecnología–, abriendo posibilidades insospechadas hasta la fecha. Medio en broma medio en serio, Kemball no dudó en señalar: “Quién sabe, quizá el próximo proyecto de Pavegen sea aprovechar el tráfico de los coches para iluminar la mitad de la ciudad de Madrid”.

Entradas relacionadas:

Pavegen llega a España de la mano del Keep Walking Project

Pasos para crear energía

Pasos para cambiar el mundo

Related Posts with Thumbnails

Comments (3)

Advertise Here

Fotos de nuestro álbum de Flickr

Ver todas las fotos

Advertise Here
Si quieres información sobre publicidad escribe a contacto@redwebunity.com

Publicidad