Un puzzle romano de dos mil años de antigüedad

Publicado el 11 enero 2012 por Redacción

{lang: 'es'}

Han dedicado miles de horas de trabajo a lo largo de más de diez años, pero el esfuerzo ha dado su fruto: un equipo de conservadores del Museo Británico ha anunciado el fin de los trabajos de reconstrucción de una valiosa pieza romana con casi dos mil años de antigüedad, un singular casco descubierto en una colina del condado de Leicester (Reino Unido). El objeto, bautizado como ‘Casco de Hallaton’ en honor al lugar donde fue descubierto por un arqueólogo aficionado, se convirtió desde su hallazgo en un auténtico puzzle para los arqueólogos y restauradores. Y no sólo porque éstos tuvieran que unir correctamente los más de mil fragmentos que lo componían y que aparecieron en un bloque de barro, sino porque la singular pieza es un auténtico enigma en lo que concierne a su origen exacto.

Piezas del casco entre el barro, antes de su reconstrucción | Crédito: Museo de Harborough.

El Casco de Hallaton, que debió ser una hermosa y espectacular pieza realizada en plata dorada, fue enterrado en torno al año 43 d.C., fecha de la invasión romana de Britania. Pero curiosamente, el casco fue sepultado junto con miles de monedas romanas y locales, además de con los restos de tres perros muertos, lo que ha llevado a pensar a los investigadores que pudo haber pertenecido a un miembro de una tribu local –los Corieltauvi o Coritanos, quien quizá se había unido a las legiones romanas años antes para luchar en el continente, y que regresó con las huestes imperiales que invadieron su tierra natal. De ser así, este legionario britano habría enterrado el casco junto a las otras riquezas como ofrenda a sus dioses nativos. Para otros estudiosos, por el contrario, el casco habría sido un regalo de los invasores romanos a la tribu de los Coritanos, en recompensa por su sumisión a las tropas llegadas desde el continente.

Marilyn Hockey, conservadora del Museo Británico y responsable de la restauración del casco | Crédito: Museo Británico.

En cualquier caso, los arqueólogos e historiadores no tienen duda en señalar que este curioso casco –uno de los ejemplos más antiguos que se han descubierto en el Reino Unido– es mucho más interesante y valioso que otra pieza similar –el llamado Casco de Crosby Garrett–, subastada en el año 2010, y que alcanzó un precio de venta de casi dos millones y medio de euros. El Crosby Garrett es sin duda más hermoso y está mejor conservado, pero en opinión de J. D. Hill, experto en la Edad de Hierro del Museo Británico, el ‘nuevo’ casco “es el auténtico tesoro” a causa, precisamente, de su antigüedad y de las incógnitas que lo rodean, pero que al mismo tiempo proporcionan valiosas informaciones sobre la relación entre las tribus locales y los romanos. A partir de ahora, la singular pieza estará expuesta en el Museo de Harborough, a unos 15 kilómetros de la colina en la que fue enterrado hace ahora unos dos mil años.

Crédito fotografías: British Museum & Harborough Museum

Fuentes:

-Unique Roman cavalry helmet pieced together 10 years after discovery (The Guardian)

-Finishing a 3D, 2000 years old jigsaw-puzzle (British Museum)

Entradas relacionadas:

-La loba capitolina es una falsificación medieval

-El gladiador traicionado

-Gladiadores: sangre y muerte en la arena

-Un misterio arqueológico con forma de ataúd

Related Posts with Thumbnails

0 Comments For This Post

2 Trackbacks For This Post

  1. Un puzzle romano de dos mil años de antigüedad Says:

    [...] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Un puzzle romano de dos mil años de antigüedad   http://www.planetasapiens.com/?p=5844  por enxebere hace [...]

  2. Hallazgos funerarios en Baelo Claudia | Planeta Sapiens Says:

    [...] Un puzzle romano de dos mil años de antigüedad [...]

Leave a Reply

Advertise Here

Fotos de nuestro álbum de Flickr

Ver todas las fotos

Advertise Here
Si quieres información sobre publicidad escribe a contacto@redwebunity.com

Publicidad

%d personas les gusta esto: