Un ‘cementerio’ submarino de la II Guerra Mundial | Planeta Sapiens

Un ‘cementerio’ submarino de la II Guerra Mundial

Publicado el 24 agosto 2011 por Redacción

{lang: 'es'}

A unos 30 kilómetros de la costa de Carolina del Norte (EE.UU.), y a más de 30 metros de profundidad, se encuentra un singular “cementerio” cuyo origen se remonta a la Segunda Guerra Mundial. En ese lugar, bajo las frías aguas del océano atlántico, los científicos del NOAA están estudiando y tratando de preservar los restos de un submarino alemán U-701, hundido por la marina estadounidense en julio de 1942, durante una de las escaramuzas de la conocida como Batalla del Atlántico. El temible submarino alemán, comandado por el capitán Horst Degen, era uno de los ocho U-boot que formaban una escuadrilla conocida como Hecht, y cuya misión consistía en sembrar de minas acuáticas aquella zona de la costa Este de los Estados Unidos.

El capitán alemán Horst Degen | Crédito: Uboat.net

Degen y sus hombres no sólo lograron su objetivo, hundiendo navíos como el HMS Kingston Ceylonite o el Santore y causando daños a muchos otros, sino que con sus mortíferos torpedos también consiguieron llevar a las profundidades a otras embarcaciones, como el SS William Rockefeller o a una pequeña patrulla de la marina estadounidense, el YP-389. Este último barco se hundió sin remedio en las aguas del Atlántico con seis de sus tripulantes a bordo. La suerte del U-701, sin embargo, no duró para siempre. El 7 de julio de 1942, y mientras realizaba un ascenso rutinario a la superficie, fue detectado por las fuerzas aliadas, que lograron hundirlo utilizando cargas de profundidad. Con la derrota del submarino alemán sucumbía también buena parte de la tripulación, que quedó sepultada en su interior. Sólo siete de aquellos hombres –entre ellos el capitán Degen– consiguieron salvar la vida, y fueron encarcelados como prisioneros de guerra hasta el final de la contienda.

Dibujo del estado del U-701, realizado en 1990 | Crédito: NOAA.

Restos del YP-389, en una imagen captada por los científicos estadounidenses | Crédito: NOAA.

Tras una larga investigación, y contando con la ayuda del mismísimo capitán Degen, el submarinista Uwe Lovas descubrió los restos del U-701 a más de 15 kilómetros de la costa de Avon (Carolina del Norte), aunque tal y como había prometido al alemán, mantuvo su ubicación en secreto. No fue hasta el año 2004 cuando su localización fue descubierta definitivamente, difundiéndose entre numerosos submarinistas aficionados, lo que supuso que algunos de ellos saquearan buena parte de los restos. Por suerte, en el año 2008 el NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) organizó una campaña de investigación llamada Expedición de la Batalla del Atlántico. Fruto de aquella iniciativa se descubrieron, un año más tarde, los restos de la pequeña embarcación YP-389, con los restos de seis de sus miembros a bordo. Hoy la organización estadounidense continúa con el estudio y preservación de dichos restos, que forman parte de lo que se conoce como Santuarios Marinos Nacionales. A continuación os dejamos un breve vídeo (en inglés), donde pueden verse imágenes submarinas con los restos de varias embarcaciones.

Fuente: Livescience

Related Posts with Thumbnails

1 Comments For This Post

  1. U-Mann Says:

    Submarinos alemanes, los mejores. A huevo. Aún hundidos, mis respetos.

1 Trackbacks For This Post

  1. Descubren más de 40 submarinos alemanes hundidos en la 1ª Guerra Mundial | Planeta Sapiens Says:

    [...] Un ‘cementerio’ submarino de la II Guerra Mundial [...]

Leave a Reply

Advertise Here

Fotos de nuestro álbum de Flickr

Ver todas las fotos

Advertise Here
Si quieres información sobre publicidad escribe a contacto@redwebunity.com

Publicidad